Daniel Casares presentará en el Teatro su disco “Picassares” junto al cantaor sanroqueño Manuel Peralta

 

 

Cultura / Multimedia - sanroque.es | Actualizado 30.01.2017 - 13:53

El prestigioso guitarrista Daniel Casares presentará el próximo 11 de febrero en el Teatro Juan Luis Galiardo su sexto trabajo discográfico, un homenaje flamenco al pintor Pablo Picasso titulado “Picassares”. El tocaor malagueño llegará acompañado por cuatro músicos, entre los que se encuentra el cantaor sanroqueño Manuel Peralta. Las entradas pueden adquirirse ya al precio de 16 euros.

La teniente de alcalde delegada de Cultura, Dolores Marchena, ha presentado hoy lunes el espectáculo junto a Daniel Casares y Manuel Peralta. La edil indicó que “esta gran mezcla dedicada a Picasso no podía faltar en San Roque, en lo que será una de las grandes citas de la cultura y del flamenco en el municipio. Invitamos al Teatro Juan Luis Galiardo el sábado 11 de febrero a todos los sanroqueños y al resto del Campo de Gibraltar. San Roque se convertirá esa noche, de nuevo, en lugar de atracción para los aficionados al arte flamenco”.

Por su parte, Daniel Casares se mostró “encantadísimo de tener la oportunidad de presentar mi último trabajo en este pueblo al que me unen tantas vivencias, amigos e historias flamencas. Además, es un lugar que me ha alimentado en lo musical, porque es tierra de grandes artistas y he tenido la suerte de compartir con ellos muchísimos momentos”.

Presentó a los “grandes músicos” que le acompañarán: “Manuel Peralta, al cante, sanroqueño; Miguel 'el Nene', de Marbella, a la percusión; Sergio Aranda al baile, y Nelson Doblas al violín, ambos de Málaga. Los cinco tenemos muchas ganas de mostrar nuestro trabajo y espero que todos pasen un buen rato y una noche muy agradable”.

Finalmente, Manuel Peralta se mostró “muy contento, aunque también es una responsabilidad muy grande, presentar el trabajo de mi 'compare' en mi pueblo. Es un trabajo muy flamenco, quien oye el disco se enamora de él. Ha sido un éxito rotundo en el Festival de la Guitarra de Córdoba, y también en otras partes de España donde hemos actuado”, finalizó.

Organizado por Green Cow Music con la colaboración de la Delegación Municipal de Cultura, el espectáculo tendrá lugar el sábado 11 a las 21.00 horas. Las entradas cuestan 16 euros y pueden adquirise a través de la web Ticketea, pero también en la Asociación Vanessa Orrán, Cafetería Dalí y Joyería Ángel.

Daniel Casares, nacido en Málaga en 1980, comenzó su carrera profesional con 13 años, logrando con 16 el Bordón Minero de La Unión. En octubre de 2015 presentó su sexto trabajo discográfico, “Picassares”, en el que vuelve su esencia más flamenca y con el que homenajea al pintor Pablo Picasso. En este disco de 10 temas cuenta con colaboraciones de auténtico lujo, como en una “chansón” que representa la muerte de Picasso, que canta Dulce Pontes con letra de Antonio Martínez Ares.

También aparece el contrabajista israelí Adam Ben Ezra y uno de los cantaores que acompañaran a Paco de Lucía en sus últimas actuaciones, Rubio de Pruna, poniéndole voz a unos fandangos. Miguel Poveda, que aparece en el bonus track del disco, que es una versión inédita del tema “Prefiero amar” de Luis Eduardo Aute.

Fuente: sanroque.es

 

 

 

           

 

 

Tags relacionados

/ /

 

 

 

 

La 'jondura' de Casares en un concierto de impacto

 

 

Crítica de Flamenco / Baldomero Pardo | Actualizado 12.07.2016 - 05:00

'Picassares'. Guitarra: Daniel Casares. Cante: Ismael de la Rosa 'Bolita', Kiko Peña y Manuel Peralta. Baile: Sergio Aranda. Violín: Nelson Doblas. Bajo: Néstor Urquía. Percusión: Miguel 'Nene'. Cantante invitada: Dulce Pontes. Fecha: domingo 10 de julio. Lugar: Gran Teatro. Más de media entrada.

Se trata del sexto trabajo discográfico del guitarrista Daniel Casares, estrenado el otoño pasado para homenajear a Pablo Picasso. Picassares es un retorno a sus principios flamencos, con inclusión de temas auxiliado por insignes como Dulce Pontes, Miguel Poveda y otros. Vino a presentarlo dentro del Festival de la Guitarra el pasado domingo en el Gran Teatro. Un concierto con su sonanta, bien respaldado por un grupo donde no faltaron otros instrumentos musicales de nivel y competentes cantaores y bailaor, además de la mediática invitada portuguesa, que aportó su inconfundible canto, también en honor del pintor malagueño.

Su programa dio el juego que era de esperar, pues este esteponero se crió al socaire del flamenco, sin prescindir nunca de él, aunque no dude declarar que le interesan otras muchas músicas del mundo, y si puede las interpreta, decantándose entre ellas y preferentemente por el jazz. Lo inició con una templada malagueña cortita aunque intensa, continuando por fandangos huelvanos y con una fantasía, así como por alegrías, garrotín, tangos y también a base de bulerías de Jerez. Casares fue largo y locuaz aportando sentimientos jondos y con sus dedos haciendo disfrutar al respetable con múltiples rasgueos y arpegios, depurados picados y con un pulgar de infarto, todo a un vertiginoso ritmo sincopado. Se detectó la cuidada ejecución artística de un celoso observador de rigor que no quedará satisfecho si no logra transmitir. Siempre dejando el sello que le aportan su talento y originalidad, quedando identificado como un virtuoso de poder.

Daniel Casares lo confiesa: "Yo no trabajo para conseguir metas, sólo quiero defender bien lo que hago". Y así, aquí en Córdoba, gustando y gustándose, se deslizó con ambición por su repertorio, en el que tuvo su lugar de relumbre también lo compartido con los músicos más eclécticos y a su vez flamencos que le acompañaban, incluyendo a Dulce Pontes, que puso dulzor y fragor con su voz a los hermosos París y el Adagio de Aranjuez del maestro Rodrigo. Un aporte que se sumó a la decantación musical que hemos disfrutado estos días, ya que todos en sus exposiciones artísticas se han manifestado entusiastas seguidores del genio De Lucía.

La guitarra flamenca viene aportando mucho desde hace ya más de medio siglo, y lo que le queda que aportar, dada la pléyade de virtuosos que hay expandida a nivel global, afortunadamente sin parar de dar fruto imponiendo sus singulares sonidos. Con espectáculos como Picassares nunca dejarán de sorprendernos, como ocurrió con la rumba con la que se despidieron. Y el auditorio (no muy concurrido, por cierto), feliz, valorándolos con merecidas muestras de satisfacción.

Fuente: eldiadecordoba.es

 

           

 

 

Tags relacionados

/ / /

 

 

 

 

Fraternal armonía de sentimiento y técnica

 

 

Crítica de Flamenco / FRANCISCO DEL CID | Actualizado 12/07/2016

La joven guitarra flamenca no deja de depararnos alegrías y es en el escaparate de nuestro Festival de Guitarra donde mejor podemos constatar esa irresistible ascensión que la ha posicionado como uno de los más importantes medios de transmisión del sentimiento flamenco.

Daniel Casares está considerado como uno de los valores guitarrísticos más firmes de hoy. Este joven malagueño que ya ha cumplido sus bodas de plata con la guitarra, ofreció un completo concierto en el Gran Teatro de Córdoba donde puso de manifiesto que es un músico con corazón flamenco a la hora de transmitir el rico contenido de su mensaje.

Qué duda cabe que sin su soberbia técnica, de la que no apreciamos ninguna fisura que pudiera distorsionar su mensaje, este no habría podido calar en un auditorio entregado por la interpretación de los temas que nos regaló. En todo momento, la fraternal armonía de sentimiento y técnica, diluyó el argumento de que hoy el apabullante recorrido del diapasón viene a obviar con frecuencia la esencialidad que define al flamenco.

Daniel Casares rinde homenaje en este trabajo a su paisano Pablo Picasso, para lo cual interpretó algunos de los toques clásicos como la malagueña con la que abrió su actuación. Un buen comienzo que abrió la puerta a ese incontenible torrente musical del resto de su repertorio ayudado por su conjuntado elenco en el que los fandangos, alegrías, garrotín, tangos, bulerías y rumba estaban animados por la fuerza y la sutileza de su toque, atrapándonos en una envolvente atmósfera de sonidos, creatividad y depurado tecnicismo. La versatilidad de su propuesta quedó fielmente reflejada en el acompañamiento de la cantante portuguesa Dulce Pontes, artista invitada que nos regaló un par de piezas que nos supo a poco. El sentimiento del saudade portugués y el de la guitarra flamenca hermanados como prueba de la universalidad de las músicas de esta geografía tan cercana la una de la otra.

Fuente: diariocordoba.com

 

           

 

 

Tags relacionados

/ / /

 

 

 

 

«Quizá gracias a Picasso he encontrado mi lado más flamenco»

 

Foto: Nicolò Guasti. Daniel Casares.

Luis Miranda - abccordoba / Córdoba - 06/07/2016 22:31h - Actualizado: 07/07/2016 08:06h.


Daniel Casares era una de las estrellas flamencas de este Festival de la Guitarra, pero ayer su nombre empezó a sonar más de la cuenta: le habían invitado a tocar para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su próxima visita a España: «Nos avisaron y nos dijeron de que es algo que le quieren ofrecer a él, y estamos un poco a la espera. Sin duda alguna, nada más que el hecho de que hayan pensado para mí para ofrecerle ese regalo es una maravilla. Entiendo que pueda no darse, pero si se diera sería para este sábado».

El título de su disco «Picassares» rinde homenaje al pintor malagueño, y aunque no se define como un entendido en cultura ni gran conocedor de su obra, siente una gran afinidad por el artista, hasta el punto que quiere «ponerle música a las sensaciones que su obra provoca» en él.

Se ha tomado su tiempo para poder poder conseguir lo que quería, que en un principio era «cubismo musical», pero la falta de sentido que veía le hizo cambiar el estilo a algo más simple pero con un contenido claro: «Quizá gracias a Picasso he encontrado mi lado más flamenco».

Toca para todos porque el flamenco, dice, «es universal, lo entienden en todos los lugares del mundo y tiene mucha fuerza y pegada». Reconoce haber visto a gente de otros países llorar con su música por su poder, porque es el potencial que tiene el flamenco. Define al guitarrista como solitario cuyo trabajo necesita constancia y buen estado: «En mi caso necesito estar muy bien físicamente». Y si algo tiene la música para él, es aprendizaje a la vez que improvisación.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Sevilla.abc.es

 

           

 

 

Tags relacionados

/ /

 

 

 

 

"Yo no trabajo para conseguir metas, sólo quiero defender bien lo que hago"

 

Foto: Nicolò Guasti. Daniel Casares.

Pablo Bujalance / Malaga Hoy / 19/02/2016 - 08.25h


El músico malagueño acaba de lanzar su último disco, 'Picassares', nuevo encuentro con el genio que incluye colaboraciones de Miguel Poveda, Dulce Pontes y Lulo Pérez, entre otros.

No incurre en exageración quien afirma que Daniel Casares (Estepona, 1980) es el músico malagueño de mayor proyección internacional; pero donde no caben dudas es a la hora de afirmar que sus manos contienen uno de los valores más firmes de la guitarra flamenca en el presente, capaz de abrir nuevos caminos al instrumento con la misma autoridad de sus predecesores. Después de abordar la figura y la obra de Pablo Picasso desde las seis cuerdas en proyectos como Guernica 75, Casares culmina ahora esta aproximación con su nuevo disco, Picassares, recién salido a la venta con las colaboraciones de Miguel Poveda, Dulce Pontes, Adam Ben Ezra y Lulo Pérez entre otros. Entre sus proyectos figura la próxima grabación de otro álbum con Toquinho, el astro de la música popular brasileña, con quien ya ofreció varios conciertos el año pasado al otro lado del charco. Los primeros teatros del mundo saben de su hondura, pero Casares habla de su oficio con claridad ejemplar.

-¿Este Picassares es una culminación o una síntesis de su empeño musical puesto en Picasso?

-Es más bien una conclusión y también un cierre a esta etapa picassiana, aunque ahora toca defenderlo. Pero llevo trabajando con Picasso desde 2010 y él va a estar siempre conmigo, inevitablemente: el reto de poner música a las emociones que Picasso suscita en mí me ha hecho conocerme, encontrarme como compositor en el estudio, probando y corrigiendo cosas, ahondando en mis posibilidades. Ha sido una gran ayuda a nivel artístico y personal.

-En proyectos como Guernica 75 parecía trasladar a la música la reinvención que Picasso acometió de la forma plástica con armonías complejas, al límite del tono. ¿Ha sacado algo en claro con Picassares en este sentido?

-Ése era el primer enfoque. Uno empieza a pensar en música cubista y sigue adelante, pero llega un momento en que te vuelves loco. Al final, sin ser un experto en arte ni nada parecido, pero indagando en su vida y en su obra, he llegado a la conclusión de que Picasso no es tan raro como parece. Más aún, sus mensajes son siempre muy claros. El Guernica, por muy extraño que pueda parecer, es un alegato muy directo por la paz. De modo que me vi en la duda de escoger entre el continente y el contenido, y opté por el contenido. Picassares es musicalmente muy libre, cambia algunas estructuras clásicas del flamenco de forma deliberada; pero ya no es nada extraño, no suena tan raro. Durante muchos años, como dices, me rompí la cabeza mientras componía buscando lo menos evidente, transportándolo todo, sin dejar nada en su sitio. Pero no había ahí un mensaje. Escuchaba toda esa música y sentía que no decía nada, faltaba contenido. Entendí que no había que buscar lo raro por lo raro, sino abrir las puertas a decir algo. Y a menudo la transparencia es la mejor opción. Ahora sí creo que Picassares dice cosas de forma clara.
 

Daniel Casares (Estepona, 1980), en la redacción de 'Málaga Hoy', antes de la entrevista.

 

-¿Le resultó complicado reunir las colaboraciones del disco?

-Ha sido todo muy fácil. En realidad, como todo lo referente a la producción de este álbum. Siempre he hecho todos mis trabajos en plazos muy limitados, con mucha presión. Aquí decidí liberarme de esto: he estado un año y medio, casi dos años, metido en el estudio a mi aire. Coincidieron algunas cosas, como La luna de Alejandra, mi proyecto sinfónico con la Orquesta Filarmónica de Málaga; y entonces, simplemente, paré el proyecto durante ocho meses y estuve dedicado a lo otro, sin ningún problema. Después volví y lo recuperé por donde lo había empezado, pero con la misma calma, en total libertad. Con las colaboraciones ha pasado lo mismo: uno siempre busca músicos de cierta relevancia a los que invitar, y eso requiere un trabajo no pequeño. Pero cuando me metí en el estudio para hacer Picassares no quería saber nada de colaboraciones. Si habrían de estar, ya saldrían. Pues bien, ha sido mi disco con más colaboradores, y con gente reconocida internacionalmente; pero en ningún caso he levantado el teléfono. Todo se ha ido dando. Con Dulce Pontes, por ejemplo, trabajé en una gira; una vez le toqué algo que había compuesto y ella me dijo de inmediato que quería cantarlo. Como no tenía letra, se la pedí a Antonio Martínez Ares. Así de sencillo. Lo mismo que Lulo Pérez, que entró cuando el disco ya estaba terminado, listo para la masterización, y casi hubo que buscarle a toda prisa una trompeta. El tema con Miguel Poveda, Prefiero amar, estaba ya en un disco de homenaje a Luis Eduardo Aute. Y fue Poveda quien me sugirió que lo incluyera en el álbum, y lo hice, aunque se saliera de la temática picassiana.

-¿Tiene la sensación de haber llegado a alguna parte, de que está recogiendo ahora los frutos de muchos años de trabajo?

-Te seré sincero: yo no trabajo para conseguir cosas. No me encierro en mi estudio para lograr no sé qué. Si tengo alguna lucha, es conmigo mismo. Me gusta subir al escenario y hacer disfrutar a la gente, aunque uno no salga contento nunca por una cuestión de exigencia. Lo que quiero es poder defender bien lo que hago, pero no para que me den trofeos. Tocar en el Carnegie Hall de Nueva York es un sueño para cualquier músico. Bien, yo he tocado en el Carnegie Hall dos veces. Y fue fantástico. Pero ahora ¿qué hago? ¿Colgar la guitarra? ¿Se supone que he llegado a alguna meta? No, yo trabajo para mí y para mi público, procurando hacerlo cada día una mijita mejor. Sigo adelante. Eso es todo.

-Aunque ésta parezca una pregunta estúpida, ¿cómo se lleva con la guitarra?

-No, no es una pregunta estúpida. No sé tocar todos los instrumentos, pero sí te digo que la guitarra es el más ingrato de todos. Hay una lucha diaria. Si me pego un día entero viajando y no cojo la guitarra hasta el día siguiente, me parece que ha pasado un mes. De alguna forma, te regaña. Los guitarristas somos muy paranoicos, son muchas notas y hay que darlas todas muy limpitas. Queremos tocar de una forma que sólo existe en nuestra cabeza, y no llegar a eso es una frustración constante. Por eso tenemos a menudo miedo de escucharnos. Paco de Lucía era un guitarrista perfecto, pero hablaba igual de sí mismo. Ahora, sin embargo, te confieso que vivo un momento más tranquilo. Hago una apología de la posibilidad de disfrutar con lo que somos y con lo que hacemos. Porque la tensión no te vale para nada al día siguiente.

-A su edad ha tocado ya palos y formatos muy distintos, sinfónicos, puros y mestizos. ¿Considera que los guitarristas de su generación están obligados a demostrar más después de que los de la generación anterior, con Paco de Lucía al frente, llevaran la guitarra flamenca a todas partes?

-A ver, hay una diversidad grande de lenguajes personales. Si nos escuchas a Dani Morón y a mí, que somos de la misma edad, encuentras dos lenguajes distintos. Lo que sí sé es que si Paco de Lucía no hubiera tocado el Concierto de Aranjuez y Manolo Sanlúcar no hubiera hecho sus obras sinfónicas yo, cuanto menos, habría tardado mucho más tiempo en hacer algo sinfónico. A lo mejor lo habría terminado haciendo por pesado, pero con más edad. Si lo he hecho ya es porque ellos lo hicieron antes, porque esa puerta ya estaba abierta. Por no hablar de Sabicas.

-Cite usted sus guitarristas no flamencos predilectos.

-Pat Metheny y Toquinho. Y Marcus Tardelli, un guitarrista clásico brasileño. Es un genio. Tuve ocasión de cenar con él y comprobé que es igual de paranoico que yo.

 

Fuente: malagahoy

 

           

 

 

Tags relacionados

/ /

 

 

 

 

Una experiencia para los sentidos con sabor a Málaga. Picassares Experience.

 

Foto: Bosco Martin / quebodega.es

 

Daniel Casares y Bodegas Bentomiz junto a Sabor a Málaga presentan el maridaje perfecto, vino y música.

Y es que no podía ser de otra forma ... Cuando los elementos de forma natural se disponen a establecer un trato, jamás podrá ser un mal trato.

Así ya lo dispuso el maestro Picasso que por enamoramiento conjugaba en multitud de ocasiones la guitarra con el vino, y es que los sabios y los artistas por algo lo son.

Daniel Casares se une a Bodegas Bentomiz para continuar el mensaje del maestro, ambos tienen todo para aportar en este matrimonio de larga vida, culminando el amor que se prestan desde hace mucho ya.

Se presenta como una experiencia para los sentidos, un maridaje perfecto que conjuga multitud de sensaciones, sin despreciar a ninguno de ellos. Una experiencia que combate al olvido. #PicassaresExperience

Matrimonio al que nunca prestabamos atención, sin embargo todos aprobabamos su pasión, admitiéndola como nuestra. Y es que cuando los vemos bailar, nos estremece.

Un entorno único, Málaga. Paisanos de pura sangre. Lugar donde la montaña y el mar se abrazan, donde la brisa suena a melodía.

Una nota de cata acompaña la hermandad, realizada también por un malagueño, ilustre sumiller y escritor, Enrique López. Esta experiencia, - podría decirse la primera,- nos demuestra con su saber y sus palabras lo ineludible de querer formar parte de ella.

* Descarga Nota de Cata -ESP.

* Descarga Nota de Cata - ENG

Otro lugar, El Pimpi Bodega Bar antológica, emblema de la ciudad, del vino y del flamenco, lugar y familia ideal para acoger este encuentro. Encuentro de sentimientos.

Hoy viernes 18 de Diciembre se ha encendido otra estrella sobre el Mar Mediterráneo.

 

Encuentre un momento.
Naturalmente dulce,
su aroma penetra y dispone.

Comienza la guitarra,
induce al sosiego.
Sensibiliza, creando emociones,
marcando un trayecto.

Una experiencia,
que penetra los sentidos.
Camino trazado,
flujo de sensaciones.

Un quejio que estremece,
magía profunda.
Un sorbo de armonía,
momento de equilibrio.

Un recuerdo,
una tierra, un artista,...
Momento,
que combate el olvido.

 

 

 

 

 

 


Fotos: Bosco Martin / quebodega.es

Galeria:


............................................

PICASSARES. DANIEL CASARES
    Guitarrista, compositor y productor
    Homenaje a Pablo Picasso
    Guitarra flamenca
    D.O. Málaga

danielcasares.com
@casaresguitarra

 

ARIYANAS. NATURALMENTE DULCE
    100% Moscatel de Alejandría
    Vino blanco naturalmente dulce
    13% alcohol, 37.5 cl.
    Servir entre 8-10º C.
    D.O. Málaga

bodegasbentomiz.com
@BodegasBentomiz

 

Fuente: GreenCowMusic

Noticias relacionadas:

- "Sabor a Málaga" llega a los cinco sentidos con un maridaje entre vino y flamenco. Diputación de Málaga.
- El pack "Picassares Experience" aúna vino flamenco. Málaga Hoy.
- Vino y flamenco sobre Picasso se unen para "llegar a los cinco sentidos". Finanzas.com.
- El pack promocional "Picassares Experience" unirá al vino y flamenco de Málaga. Lainformacion.com.
- "Sabor a Málaga" y Dani Casares. Blog Flamenco Calle Ancha.

 

 

           

Tags relacionados

/ / /

 

 

 

Daniel Casares toca por Picasso.

 

Foto: Niccolò Guasti / Daniel Casares

Regina Sotorrío 14 diciembre 2015 - 00:06

El guitarrista malagueño lleva al flamenco la obra y la vida del genio en ‘Picassares’

El músico cierra el sábado 19 en Estepona un año intenso en el que ha colaborado con Dulce Pontes, Miguel Poveda, Chucho Valdés y Toquinho.

La entrevista coge a Daniel Casares «ensayando un poquito», para variar. En unas horas sale su avión para Bucarest, donde tiene un concierto con Dulce Pontes, y hay que estar a punto. La cantante portuguesa es uno de esos grandes nombres de la música que en los últimos meses se han dejado seducir por el toque flamenco, el punteo y las composiciones frescas del guitarrista malagueño. Él la acompaña a ella en sus recitales, y ahora ella pone la voz en el disco de él. Dulce Pontes canta ‘París’, una chanson andaluza con letra de Antonio Martínez Ares que remite a la muerte de Picasso. Una de las últimas paradas del recorrido por la vida y obra del genio que propone ‘Picassares’, el nuevo álbum de estudio del guitarrista, que el 19 de diciembre presenta en el Auditorio Felipe VI de Estepona.

El concierto

Qué. El guitarrista malagueño Daniel Casares presenta ‘Picassares’, nueve temas inspirados en la vida y obra del pintor.
Cuándo. Sábado, 19 de diciembre. Dónde. Teatro Auditorio Felipe VI, en Estepona.
Cuánto cuesta. Entre 15 y 25 euros en www.malagaentradas.com.

‘Picassares’, ya a la venta, es la continuación del espectáculo ‘Guernica 75’, un montaje con el que recorrió el mundo en el 75 aniversario del icónico cuadro. «No tenía pensado grabarlo, pero siempre que terminaba un concierto me preguntaban con ahínco si podían comprar el disco», explica. Dos años después de estrenar ‘Guernica 75’, Casares recupera algunos de los temas de aquellos directos, pero vestidos con nuevos arreglos y nueva producción.

Inspiración

En ellos, Casares se deja llevar por «la locura que provoca el maestro con su obra y su vida personal». A traves de nueve temas, el guitarrista convierte en notas musicales sus impresiones «personales» sobre el genio. «La obra del maestro y su personaje me inspiran cosas, que automáticamente reflejo con la guitarra y a mi modo. No soy un entendido en pintura, lo hago desde mi admiración y mi visión de todo lo que él representa», puntualiza. Lo hace con un indudable sello flamenco, pero intentando ir más allá de lo convencional. «A la hora de plantear una música para Picasso tenía que adentrarme en su concepto también, buscar otra perspectiva diferente», señala el guitarrista.

El cuadro de ‘Guernica’ es el motor principal de este trabajo, con una bulería titulada ‘Caballo de Guernica’ que canta Kiko Peña; pero hay más. Las raíces están en la malagueña ‘Málaga’ y en el garrotín ‘Plaza de la Merced’. Su juventud está en la composición ‘Azul’, en referencia a esa etapa pictórica, un tema que empezó siendo una minera para convertirse después en una fantasía. Por fandango se arranca Rubio de Pruna en ‘Minotauro’, una figura que obsesionaba al pintor. Con la colaboración de Lulo Pérez, productor musical de Alejandro Sanz, se pasea a ritmo de rumba por ‘Calle Avignon’. Y el bajo de Adam Ben Ezra le acompaña en ‘Tangos de la paz’.

Es la ventaja de haber hecho un disco «sin prisas, tranquilito y con el tiempo oportuno para cada cosa», que muchos amigos y compañeros de escenario se han ido sumando al proyecto. El último aparece como ‘bonus track’, «un regalo» para el que oiga el disco: Daniel Casares a la guitarra y Miguel Poveda a la voz versionando un tema de Luis Eduardo Aute. Se trata del único tema que se sale de la temática picassiana, pero «quedó tan bonito y gustó tanto» que decidió incluirlo. Fue un encargo a Poveda para un disco homenaje a Aute, y el cantaor de Badalona acudió a Daniel Casares para hacer los arreglos de la canción ‘Prefiero amar’. «Ese fue el detonante de trabajos posteriores que hemos hecho juntos», explica el guitarrista. Con Poveda, precisamente, coincidió hace un par de semanas en Nueva York, en el espectáculo del bailaor David Morales ‘Lorca ha muerto’, con música compuesta por el malagueño. Fue su estreno en el Carnegie Hall, «una experiencia maravillosa». Y a la Gran Manzana volverá en marzo para presenta ‘Picassares’. Un mes antes, en febrero, lo habrá llevado al directo en Londres.

 

Casares y Poveda, en el estudio / Javier Esteban

Pero la próxima parada la tiene más cerca: el 19 de diciembre en Estepona. Con este recital finiquita un año «bastante productivo» en el que ha sido reclamado por músicos de todos los géneros. Además de lanzar su propio álbum, Casares ha colaborado en el disco ‘Once’ del pianista cubano Chucho Valdés y la cantante argentina Patricia Sosa, grabado en el estudio que el músico de latin-jazz tiene en su casa de Benalmádena. El pasado octubre giró por Brasil junto a Toquinho, una fusión de flamenco y música popular brasileña que le llevó a Sao Paulo, Brasilia y Río de Janeiro. Y el año que viene su guitarra se escuchará en la película ‘Tarde para la ira’, el debut en la dirección de Raúl Arévalo, donde ha versionado un tema de Bambino también con Poveda. Con él empezará el año musical, el 23 de enero, en Nimes (Francia).

No le faltan citas en su agenda, tiene dos fuertes reclamos a su favor:el flamenco y Picasso, dos símbolos internacionales. «El instrumento que representa a España es una guitarra, no una gaita ni una flauta. El flamenco es ‘marca España’. Y el maestro Picasso es una seña de identidad en nuestro país», apunta Casares. Reconoce que unir esos dos conceptos «abre muchas puertas», pero aclara que no ha sido esa la pretensión de su homenaje. «Es un genio, no solo ha legado un gran conocimiento a la gente del mundo de la pintura, en la música también nos obliga a inspirarnos. Es un referente y una figura enorme en todos los sentidos», sentencia.

 

Fuente: Sur Digital

Noticias relacionadas:

- Daniel Casares rinde homenaje a Picasso con su guitarra en su próximo espectáculo (Sur Digital)
- "Picassares" el nuevo disco del guitarrista malagueño Daniel Casares (Andalucía Al Día)
- Daniel Casares presenta su último disco en Estepona (Estepona Televisión)

 

           

Tags relacionados

/ / /

 

 

 

Daniel Casares ´pinta´ con su guitarra la vida de Picasso

 

Foto: Niccolò Guasti / Daniel Casares

El guitarrista presenta su nuevo disco, 'Picassares', el 19 de diciembre en el Auditorio Felipe VI de Estepona

«Ni mucho menos me considero un entendido en arte, pero tengo que reconocer que Picasso me vuelve loco». El malagueño Daniel Casares afirma que desde la gestación de su espectáculo Guernica 75, estrenado en julio de 2012 en el Teatro Cervantes, su relación con la obra y biografía del genio de la Plaza de la Merced ha sido constante. Tanto es así que no duda en confesar que su nuevo álbum, Picassares, es «el resultado de aquel montaje».

A través de su guitarra, Casares ofrece su personal interpretación sobre algunos pasajes de la vida del pintor, como su nacimiento, rememorado en la malagueña Málaga, o su muerte, con la chanson París. La rumba Calle Avignon, el fandango Minotauro o las bulerías Caballo de Guernica son otras de las pinceladas sonoras del nuevo disco del esteponero: «Tanto la obra de Picasso como las anécdotas personales de su vida son muy inspiradoras. Y mi música simplemente está basada en las sensaciones que el genio me provoca».

Dulce Pontes, que canta en París, tema al que ha puesto letra Antonio Martínez Ares; Miguel Poveda, que interpreta una versión de Prefiero amar, de Luis Eduardo Aute; Lulo Pérez, productor de varios discos de Alejandro Sanz; el contrabajista israelí Adam Ben Ezra y los cantaores Rubio de Pruna y Kiko Peña son las colaboraciones con las que Casares ha contado para su sexto trabajo discográfico, que presentará el próximo 19 de diciembre en el Auditorio Felipe VI de Estepona (20.30 horas).

El malagueño, que cumple 25 años sobre los escenarios, reconoce que Picasso era un «genio muy flamenco» que, además, sentía especial predilección por el instrumento de las seis cuerdas. «De hecho hay una foto en El Pimpi en la que aparece tocando la guitarra». Para Casares, «en la universalidad» del trabajo de Picasso también «se mostraba su origen: «Su Andalucía y su flamenco». El valor de los orígenes –«de dónde somos nos hace ser quiénes somos», reconoce– también está presente en la producción de Picassares, el primer disco de su carrera grabado en su tierra, Estepona.

«Hasta ahora siempre he grabado fuera, en Madrid, Málaga... Fuera de casa y con los tiempos marcados. Pero Picassares lo he hecho en casa, en los estudios KMI. Y ha sido una maravilla».

El guitarrista, en cuya agenda de conciertos hay más fechas fuera de España que dentro, cree que la internacionalización del flamenco no se ha intensificado tras ser elegido Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco. Daniel Casares cree que el género jondo tenía en este sentido «un camino recorrido» por parte de los maestros, como Paco de Lucía, «que abrieron las puertas» a la exportación del flamenco al resto del mundo.

 

Fuente: laopiniondemalaga.es

Noticias relacionadas:

- Daniel Casares rinde homenaje a Picasso con su guitarra en su próximo espectáculo (Sur Digital)
- "Picassares" el nuevo disco del guitarrista malagueño Daniel Casares (Andalucía Al Día)
- Daniel Casares presenta su último disco en Estepona (Estepona Televisión)

 

 

           

Tags relacionados

/ / /

 

 

 

El guitarrista Daniel Casares presenta su nuevo espectáculo dedicado a Picasso

 

Foto: Niccolò Guasti / Diseño: VíctorAlba Pérez

 

El guitarrista esteponero Daniel Casares presentará su nuevo espectáculo ‘Picassares’ en el Auditorio Felipe VI, el próximo sábado, 19 de diciembre, a las 20:30 horas.

Este 2015 que acaba es un año muy especial para Daniel Casares, que a sus 34 años de edad, cumple 25 años en la música. Para dicha conmemoración, el que fuera uno de los niños prodigios de la guitarra flamenca, presenta su nuevo trabajo discográfico y nuevo espectáculo Picassares; un disco que ha cocinado a fuego lento, en su tierra, Estepona, durante algo más de un año, y que rescata su esencia más flamenca.

En este disco, Daniel ha contado con las colaboraciones de artistas como Dulce Pontes, Miguel Poveda, Lulo Pérez, productor de varios discos de Alejandro Sanz, el contrabajista israelí, Adam Ben Ezra, y el ‘Rubio de Pruna’, cantaor que acompañara en su última gira al maestro Paco de Lucía.

La inspiración, como bien se puede rescatar del título del disco, es el pintor malagueño Pablo Picasso, quien fuera un enamorado del flamenco y, en especial, de la guitarra, y por el que Daniel Casares siente una gran admiración y afición a su obra.

En este espectáculo, Daniel, a través de su guitarra, ofrece su personal interpretación de pasajes de la vida del pintor, como su nacimiento con la malagueña ‘Málaga” o su muerte’, con la chansón ‘París’, así como figuras o movimientos de su obra, como ‘El Minotauro’, que en ‘Picassares’ lo representa un fandango, o el cubismo, que en el caso, sería una bulería.

Entradas: www.malagaentradas.com y Copistería Santa Ana.

 

Fuente: estepona.com

Noticias relacionadas:

- Daniel Casares rinde homenaje a Picasso con su guitarra en su próximo espectáculo (Sur Digital)
- "Picassares" el nuevo disco del guitarrista malagueño Daniel Casares (Andalucía Al Día)
- Daniel Casares presenta su último disco en Estepona (Estepona Televisión)

 

 

 

           

Tags relacionados

/ / /