“Palo Santo” de Daniel Casares pone en pie al Maestranza con un "Flamenco Cofrade-Sinfónico”

 

 

Jesús Calderón / Crónicas Música - 8pistas.com | Actualizado 14.04.2017 - 13:53

Teatro de la Maestranza, 03/04/2017

El guitarrista Daniel Casares sorprendió a propios y extraños con un singular espectáculo donde aunaba distintos géneros bajo un mismo concepto.

Que me perdonen los puristas, pero si lo que acabo de bautizar como “flamenco cofrade-sinfónico” no existe; Daniel Casares junto a la Orquesta Sinfónica de Triana y la Banda de Cornetas de las Tres Caídas lo acaban de inventar; y el aforo completo del teatro puede atestiguarlo.

Daniel lleva ya veinticinco años pisando las tablas y llevando su música por medio mundo. Tras seis discos en solitario, colaboraciones para el cine y varios reconocimientos, concibió este concierto donde la protagonista es una guitarra especialmente diseñada y fabricada para la ocasión: “Palo Santo”.

A modo de obertura, las primeras notas de “Génesis” comenzaron a brotar de su guitarra, inundándonos con su sonido. Pronto se vio arropada suavemente por la sección de cuerda y metales de la orquesta. Luego, en un constante crescendo, cuatro cornetas junto a la caja y los palmeros añadieron el marcado sabor andaluz, mientras la música seguía elevándose hasta un explosivo clímax que dejó bien claro lo que nos esperaba en el resto del concierto.

A pesar de algún problema con la microfonía, en “Luz de Vida” terminamos de comprobar como todos los elementos a priori inconexos, casaban a la perfección. La ingente labor de orquestación e instrumentación de Manuel Alejandro González, director de la OST, se dejaba notar en el color y la textura sinfónica que acompañaban a las melodías flamencas de la guitarra de Daniel, ajustándose como un guante.

Con el tema “Amor”, hizo su aparición en el escenario la bailaora “La Lupi”, añadiendo un nuevo elemento al conjunto con el vuelo de su mantón y su bata de cola, traduciendo a baile el rasgueo de la guitarra. El más que conocido corneta “Kini” se unió al dúo completando esta pintura costumbrista en movimiento.

Llegó el turno de la cantaora Rocío Márquez, que con su aterciopelada voz nos regaló un animado tema por tangos con mucho ritmo y color, variando constantemente en tempo e intensidad. Se palpaba que tanto Daniel como sus invitados se divertían enormemente, creando por momentos una auténtica vorágine musical junto a su cuadro, y que arrancó al público una gran ovación.

A continuación, Manuel Peralta demostró su buen hacer cantando una emotiva saeta sin ayuda de micrófonos, y que llegó a emocionar hasta la última fila de butacas.

Otro de los momentos para el recuerdo fue la representación de la crucifixión a través del taconeo de Sergio Aranda, que acompañado de la caja y un acertado juego de luces muy visual, alcanzaron una expresividad fuera de lo común.

La culminación llegó con las dos marchas sinfónicas que firmaba Manuel Alejandro González, “La Pasión” y “Caridad”, donde la Orquesta Sinfónica de Triana se lució de lo lindo junto a la Banda de Cornetas de las Tres Caídas al completo, con un enérgico y épico sonido.

El punto y final lo puso la pieza “Renacer”, donde Daniel hizo cantar a Palo Santo una melancólica melodía, que junto a los acordes perfectamente sincronizados que emanaban de la orquesta, confluyó en un emocionante final que puso al público en pie.

La fusión y la mezcla de estilos nunca será del agrado de todos, pero si está hecho con esmero y buen gusto, debería ser alabado y aplaudido sin ninguna duda. “Palo Santo” supo a comienzo de algo grande, y esperamos que esta colaboración múltiple de tantos profesionales dé más frutos musicales en el futuro. Desde 8Pistas estaremos ojo avizor para no perdérnoslo.

 

Fuente: 8pistas.com

 

Fotos: aurioles.es

           

 

 

Tags relacionados

/ /

 

 

 

 

 

'Palo Santo': la nueva aventura jonda del guitarrista Daniel Casares

 

 

Qhago.es | Actualizado 04.04.2017

El guitarrista estrena “Palo Santo” junto con la orquesta Sinfónica de Triana y la Banda de Cornetas de las Tres Caídas. Se unen para poner música a la vida de Jesucristo desde la visión del flamenco.
 

El día 3 de abril, lunes previo al domingo de Ramos, el artista malagueño hará una interpretación personal de pasajes de la vida de Jesús realizando una aproximación a las emociones universales compartidas por la humanidad.

La madera sirve de nexo de unión entre la guitarra y la cruz. Casares con solo 16 años ganó el prestigioso Bordón Minero del Festival de Las Minas de la Unión. Acompaño a Juanito Valderrama y ha colaborado con artistas como José Mercé, Pasión Vega, Antonio Orozco, o Alejandro Sanz y fue músico revelación por la crítica neoyorkina en el año 2004.

Músico inquieto que cuenta con varias propuestas dentro de los espectáculos internacionales, entre ellos su último álbum “Piccasares”. El concierto está previsto que empiece a las 21:00, las entradas están a la venta en la web www.teatrodelamaestranza.es y en las taquillas del propio teatro.

Si te ha gustado la noticia no olvides compartir con tus amigos y seguir nuestra página web qhago.es para mantenerte informad@ de los conciertos y festivales que se llevan a cabo en Andalucía así como de noticias y curiosidades relacionadas con el mundo de la música.

 

Fuente: qhago.es

 

           

 

 

Tags relacionados

/ /

 

 

 

 

 

Palo Santo, el Flamenco cofrade

 

 

Web Revista La Flamenca | Luis M. Pérez | Actualizado 04.04.2017

La guitarra flamenca de Daniel Casares, la Orquesta Sinfónica de Triana y la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo de las Tres Caídas se unieron en el Maestranza para un espectáculo de ensueño.
 

A falta de seis días, cinco ya, para el comienzo de la semana grande de Sevilla, poco suele haber en el ambiente que distraiga la atención de ese almanaque cómplice y querido que, desde el otro lado de la barra de nuestro bar favorito, durante el último año y diariamente, se ha ido despojando de sus cifras en un baile sensual e interminable.

Ya está el personal en modo ahorro, los cuerpos con el piloto automático, a punto los motores. Los unos, con la maleta hecha y la operación bikini a medio hacer, pasearán descalzos por arenas blancas; los otros, tomarán las calles sobre los pies o con el izquierdo por delante. Y llega un malagueño del barrio de El Limonar, y arma el taco, un taco bueno, mi “arma”.

Daniel Casares (n. 1980) trajo anoche su última propuesta al Teatro de la Maestranza de Sevilla. Tome usted los ingredientes por separado y tiene asegurado medio éxito: una orquesta de categoría, la Sinfónica de Triana, dirigida magistralmente por Manuel Alejandro González, que ha participado activamente en la autoría de la música; un cuadro flamenco y artistas invitados de primer nivel; y la sección de viento de la Banda de Cornetas y Tambores del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, que cruzó el puente de Triana con cuatro primeros cornetas al frente. En total más de doscientos músicos perfectamente conjugados, sincronizados. Cualquier instrumento que la vista alcanzaba era identificado nítidamente por el oído.

Palo Santo es un título que encierra multitud de evocaciones, de lugares a los que la mente acude en busca de recuerdos comunes. Es la madera sagrada de los chamanes de los Andes, un árbol tropical resinoso y protegido, del que se extraen aceites y esencias para toda suerte de ritos paganos, el incienso que aromatiza nuestros hogares. Aromas del Perú y de la India, ya va oliendo a flamenco.

Es el nombre de la guitarra que Daniel Casares encargó específicamente para la ocasión al constructor Antonio Álvarez Bernal. Es esa madera oscura con reflejos azulados con la que se fabrican muchas guitarras de calidad, elegida normalmente por su sonoridad y más común en la guitarra clásica que en la flamenca, hasta que el maestro Paco de Lucía la popularizó entre los guitarristas de los jondo.

Palo santo es la voz en off que actúa como hilo conductor a lo largo del espectáculo, el nexo entre el flamenco y lo sacro, es la cruz donde murió el Hijo del Hombre. Desde la Obertura, que representa el Génesis, la guitarra de Casares es un prodigio de pulsación, de alarde de virtuosismo. Los trémolos bellísimos, los rasgueos increíblemente veloces, la pierna derecha cruzada sobre el compás exacto de su compañera. Compás de cantiñas para la guajira, para seguir por tangos las enseñanzas del Maestro: Yo soy la luz de la vida, solo en el amor está el camino. Y llega la traición, por bulerías.

Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa. Hubo espacio para la voz íntima y preciosista de Rocío Márquez, a quien hemos visto más acertada en otras ocasiones; el baile antiguo de La Lupi, que demostró un dominio efectista del mantón y de la bata de cola. El bailaor Sergio Aranda dejó a todos con la boca abierta por su elegancia y soltura de pies. Y la ineludible saeta por seguiriyas y por martinetes que nos regaló el cantaor Manuel Peralta, a media voz y sin micrófono.

A la hora de La Pasión vinieron los de los pitos y el teatro se vino abajo. Doscientas almas haciendo buena música lo merecían.


Ficha artística
Espectáculo: Palo Santo Orquesta Sinfónica de Triana Banda de C.C.T.T. Santísimo Cristo de las Tres Caídas
Lugar y fecha: Teatro Maestranza de Sevilla, 3/4/2017
Guitarra solista: Daniel Casares
Cante, 2ª guitarra y palmas: Manuel Peralta
Baile y palmas: Sergio Aranda
Coros y palmas: Dani Bonilla
Percusión: Miguel Ortiz “Nene”
Cornetas: Joaquín Eligio “Kini Triana”, Israel Bermúdez, Juan Manuel Caballero y Manuel Rodríguez
Artistas invitados: Rocío Márquez (cante) y La Lupi (baile)
Director: Manuel Alejandro González
Idea original: Daniel Casares y Javier Esteban
Música original: Daniel Casares, Manuel Alejandro González  (“Caridad” y “La Pasión”)
Letras y dirección escénica: Miguel Márquez (Antílopez)

 

Fuente: revistalaflamenca.com

 

           

 

 

Tags relacionados

/ /

 

 

 

 

 

'Palo Santo': la nueva aventura jonda del guitarrista Daniel Casares

 

 

La Opinión | Actualizado 04.04.2017 - 08:45

El guitarrista malagueño colabora con la Banda de Cornetas y Tambores de las Tres Caídas y una orquesta
 

El guitarrista Daniel Casares se unió a la Banda de Cornetas y Tambores de las Tres Caídas y a la Orquesta Sinfónica de Triana para estrenar ayer en el Teatro de la Maestranza de Sevilla el espectáculo Palo Santo, que contó también con la colaboración especial de Rocío Márquez al cante y de La Lupi al baile.

La original propuesta, que cuenta con la colaboración de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales de la Junta de Andalucía, plantea una nueva forma de sentir la pasión desde el flamenco atendiendo a la faceta más humana y antropológica de la historia de uno de los personajes más influyentes de la cultura occidental. En este sentido, el artista malagueño explicó durante la presentación del espectáculo que lo que ha tratado es de «interpretar desde la guitarra los pasajes de la vida de Jesús pero no como un relato de los hechos sino como una aproximación a los sentimientos universales que podemos compartir todos los seres humanos». Para ello, se ha usado la madera como concepto que sirve de perfecto paralelismo entre la cruz y la guitarra, elemento a través del que Casares indaga en aspectos como el amor, la alegría, el dolor, la injusticia, etcétera.

Asimismo, el malagueño, uno de los niños prodigios de la guitarra flamenca ganador con sólo 16 años del prestigioso Bordón Minero del Festival de Las Minas de la Unión, confesó el «orgullo» que le supone rodearse de los más de 200 músicos que componen la Orquesta Sinfónica de Triana y la Banda de Cornetas y Tambores de las Tres Caídas, de la que se mostró «absoluto admirador» y destacó «su flamencura»: «Julio Vera para mí es el Paco de Lucía de la corneta», resaltó.

En definitiva, un espectáculo que pretende ser conmovedor y emotivo cuenta además con las letras de Miguel Ángel Márquez, uno de los integrantes del dúo onubense Antílopez. Y en el que la pulcritud y la solemnidad de la Sinfónica de Triana, dirigida por Manuel Alejandro González Quini (encargado también de la dirección musical), y las desgarradoras marchas procesionales de las Tres Caídas servirán de altavoz a la sensible y trascendental sonanta de Casares.

 

Fuente: laopiniondemalaga.es

 

           

 

 

Tags relacionados

/ /