Daniel Casares: «Picasso era un genio muy flamenco»

 

Foto: Niccolò Guasti / Daniel Casares

 

El guitarrista flamenco publica el próximo 20 de noviembre «Picassares», homenaje al pintor malagueño que incluye colaboraciones de Miguel Poveda y Dulce Pontes.

ABC. David Calzado Madrid - 13/11/2015 a las 20:27:42h.

Es uno de los músicos que más ilusionan a los aficionados al flamenco pero su nombre no termina de llegar al gran público. Puede que tenga algo que ver que la gran mayoría de sus conciertos, 8 de cada 10, son en el extranjero. El próximo 20 de noviembre sale a la venta «Picassares», un brillante homenaje al genial pintor que incluye colaboraciones con grandes como Miguel Poveda o Dulce Pontes.

Los primeros conciertos de Daniel Casares (Málaga, 1980) fueron con el palo de la escoba, «entonces a mi padre le tocó una tómbola y escogió la guitarra para dejar a la escoba cumplir su función», añade Daniel. Su pasión siguió creciendo y con 16 años se convirtió en el guitarrista más joven en conseguir el Bordón Minero del Festival del Cante de las Minas de La Unión. Con su toque enérgico y mestizo, es autor de algunos de los pasajes más bellos de la guitarra de la última década y así se lo reconocen, entre otros, artistas internacionales como Alejandro Sanz, Cecilia Bartoli, Noa o Toquinho con los que colabora.

—¿Por qué «Picassares»?

—«Picassares» es mi sexto trabajo con el que brindo mi humilde homenaje al genio universal de Pablo Picasso, Un disco en el que he puesto mi corazón y mis ganas contenidas durante los últimos años.

—En 2012 ya había dedicado un espectáculo al «Guernica».

—Así es…, en 2011 me planté por primera vez ante el Guernica junto a mi amigo, el poeta José Miguel Molero. Aquello fue impactante … sientes miedo, dolor, oscuridad, incomprensión... Después de salir del Reina Sofía me puse a componer buscando esa forma de contar, ayudado por todas las sensaciones que me había generado el cuadro.

«La flamencura de Picasso es la que le hacía crear con esa libertad»

 

—¿Cuándo descubre a Picasso?

—Como malagueño he crecido con Picasso. Está en cualquier rincón de la provincia. Picasso era un genio muy flamenco en el que está muy presente la guitarra. Quizás esa flamencura es lo que le hacía crear con esa libertad. A mí esa capacidad también me la presta el flamenco que como lenguaje te permite interactuar con cualquier otra música. He tenido la suerte de tocar en los mejores escenarios de la clásica con la mezzosoprano Cecilia Bartoli; o hace unos días, en el Circo Voador de Río de Janeiro con Hamilton de Holanda tocando para 2500 personas de pie y bailando.

 

 


Punto de inflexión

—Todos los músicos dicen de su último disco que es el mejor. En este caso, ¿por qué?

—(Risas) Hombre, el músico siempre se encuentra en continua evolución. Cada concierto, cada viaje, cada año te aporta cosas y vas sumando y restando según tu propio criterio. Pero aunque suene a tópico, creo que este disco me va a marcar un punto de inflexión.

—Mejores colaboraciones es complicado tener.

—He tenido la suerte de llevar lo imaginado a la práctica. Compuse un chansón dedicada a la muerte de Picasso y me dije: si le pusiera voz Dulce Pontes…, encima quise que la letra no perdiera el carácter andaluz y llamé a Antonio Martínez Ares que también me sonrió. Por otro lado, me llamaron para producir una versión del «Prefiero Amar» de Luis Eduardo Aute con Miguel Poveda y me dije: si esto pudiera incluirlo…, Así con todos los que han puesto su granito de arena y que coinciden en lo mismo. Humildad y corazón.

«A veces sientes envidia de otros países en los que la música instrumental llena teatros»

—Toquinho también iba a estar pero al final ha cambiado un tema por un disco juntos ¿no?

—Sí, acabo de aterrizar tras un mes en Brasil. Cuando estás con Toquinho te das cuenta por qué ha llegado donde está. Es muy especial. Me tendió la mano para hacer un encuentro de guitarras en Brasil y el éxito ha sido notable. Después hemos seguido la gira en solitario y hemos realizado encuentros con otros grandes de la música brasileña como Armandinho, Hamilton de Holanda, Guinga, etcétera, cerrando la gira con un concierto inolvidable en la Iglesia de la Candelaria de Río de Janeiro, junto a la orquesta sinfónica interpretando el «Concierto de Aranjuez» y «La luna de Alejandra».

—Solo dos de cada diez conciertos suyos son en España. ¿cómo lo tomas?

—Con resignación porque es mejor tocar cerca y dormir en casa. A veces sientes envidia de otros países en los que la música instrumental llena teatros y copa horas de televisón y radio en primetime, por no hablar más del IVA cultural…Pero amo mi profesión y también tiene de positivo que te nutres mucho más de otras músicas y culturas.

—Hemos visto en twitter fotos de estudio de grabación con Miguel Poveda y el actor Raúl Arévalo ¿podemos saber de qué se trata?

—Yo creo que sí…, espero que Raúl no se enfade. Hemos grabado un tema genial para la que va a ser su primera película como director, "Tarde para la ira". Este Raúl no para de sorprendernos, ¡hay que ver esa película! .

Fuente: abc.es

 

           

Tags relacionados

/ / /